Cómo asar castañas en el horno

Comparte esta receta
¡Evalúa esta receta! post

Llega el otoño, y con él las ganas de asar castañas en el horno (además de preparar alguna receta de bizcocho). Las castañas son un sabroso manjar que se puede disfrutar en cualquier época del año. Asarlas en el horno es una de las mejores maneras de prepararlas, ya que te da un control total sobre cómo se cocinan. Este artículo te mostrará cómo se asan castañas en el horno y te ayudará a comenzar esta nueva aventura culinaria.

Cómo asar castañas en el horno

Lo primero que tienes que hacer es limpiar bien las castañas para eliminar toda la suciedad. Luego, con un cuchillo, haz unos cortes en la parte de la piel que está más arrugada.

A continuación, pon las castañas en una bandeja de horno forrada con papel de aluminio y enciende el horno a una temperatura de unos 200ºC.

Deja que las castañas se cocinen durante unos 20-30 minutos, hasta que estén bien asadas. ¡Y ya está! Ahora solo tienes que sacarlas del horno, dejar que se enfríen un poco y ¡a disfrutarlas! ¡Seguro que te encantan!

Cómo se pelan las castañas asadas

Una vez que sabes cómo asar castañas en el horno y para pelar las castañas asadas, primero debe dejar que se enfríen un poco. Luego, con cuidado, retira la cáscara con un cuchillo o con las manos. También puedes utilizar un abridor de castañas especial como alguno de estos:

 

Propiedades de las castañas para la salud

¿Sabías que, debido a que no generan picos de insulina y a su enorme aporte de carbohidratos de absorción lenta, las castañas tienen la posibilidad de ser un enorme aliado para los individuos con diabetes?

Leer  Cómo hacer crema de castañas

Las castañas son un fruto muy nutritivo que aporta numerosos beneficios a la salud. La principal propiedad de este fruto es que tiene pocas calorías Entre sus otras propiedades se encuentra su alto contenido en fibra, lo que las convierte en un alimento muy recomendado para mejorar el tránsito intestinal. Asimismo, las castañas son ricas en vitamina C, un nutriente esencial para el sistema inmunológico, y en minerales como el fósforo y el manganeso, que son necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

Ya sea en fruto o en harina, este alimento es un buen aliado para las personas celíacas o con sensibilidad al gluten, ya que no lo contiene.

El castaño es un árbol conocido científicamente con el nombre de Castanea sativa que forma parte de el núcleo familiar de las fagaceae y se cultiva en climas templados propios del hemisferio norte.

A pesar de que no pertenece a la dieta diaria de varios, las ventajas de las castañas para la salud son diversos. ¿Te atrae conocerlos?

La parte que se puede comer de la castaña es de color blanco amarillento, de sabor afable y dulce. La nuez del castaño es un fruto seco que se ingiere más que nada a lo largo de la temporada de otoño e invierno.

Es fundamental resaltar que no se tienen que consumir crudas. La razón es que tienen dentro unos compuestos —los taninos— que tienen la posibilidad de provocar trastornos digestivos. Sin embargo, más allá de esta recomendación, hablamos de un alimento con muchas ventajas para quienes las ingieren con regularidad.

Por cada 100 gramos, las castañas aportan:

  • Unas 225 calorías.
  • 40 gramos de agua.
  • 40 gramos de carbohidratos complejos.
  • 6 gramos de grasas.
  • 5 gramos de proteína vegetal.
  • 8 gramos de fibra.
  • Además, aportan vitamina E y vitaminas del complejo B (B1, B2, B3, B6 B9).
Leer  Cómo hacer deliciosas torrijas rápidas en el microondas en solo 30 minutos

Asar castañas en el horno es una excelente manera de saborear esta deliciosa fruta de otoño. No solo son fáciles de preparar, sino que el resultado es una castaña dorada y crujiente. Es una actividad divertida para toda la familia, así que no dudes en reunir a todos tus seres queridos y disfrutar de un día de otoño inolvidable.

Leave a Comment