Cómo hacer crema de castañas

Comparte esta receta
¡Evalúa esta receta! post

En otoño hay un fruto muy típico que llena las cocinas con su olor al asarlos: las castañas. Hace poco compartimos cómo asar castañas en el horno y si  además te apetece preparar una receta de bizcocho y  con crema de castañas has llegado al sitio correcto para saber cómo hacerla.  Sigue este paso a paso para elaborar una crema de castañas o dulce de castañas, una clásico de la cocina francesa. La idea es que te llegue para preparar unos 6 botes de medio kilo, así tendrás para todo el invierno, para regalar o para tus recetas de navidad.

Crema de castañas casera

Sigue este paso a paso para elaborar una crema de castañas saludable
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo de cocción 10 min
Tiempo total 20 min
Plato Desayuno, Merienda
Cocina Mediterránea

Ingredientes
  

  • 2 kilos de castañas
  • 1,5 kilos de azúcar blanquilla
  • 2 vasos de agua
  • 1 vaina de vainilla

Elaboración paso a paso
 

  • Haz un corte circular en la parte superior de cada castaña.
  • Pon las castañas en una cazuela y cubre de agua. Pon a hervir de 7 a 8 min. Escurre y pela cada una de las castañas.
  • Una vez peladas, vuelve a cocer las castañas en agua templada a lo largo de 5 min. La castaña está cocida una vez que se puede aplastar con facilidad.
  • Tritura las castañas con la batidora, robot o pasapurés hasta obtener un puré fino.
  • En una cazuela, pon el azúcar, ambos vasos de agua y la vaina de vainilla abierta para obtener un sirope espeso. Cuece a fuego intenso a lo largo de 3 min.
  • Incorpora el puré de castañas al sirope y mezcla poderosamente. Sigue cociendo a fuego lento a lo largo de 10-15 min removiendo. La crema de castañas se espesará y oscurecerá.
  • Para verificar el espesor de la crema de castañas, coge una cucharada de crema y vuélcala. Si la crema de castaña no se mueve, está lista.
  • Apaga el fuego y llena los botes de cristal con la crema de castañas. Cierra los botes velozmente y dales la vuelta. Déjalos boca debajo a lo largo de 24 horas para que realice el vacío.
Keyword crema de castañas, crema de castañas saludable

¡No te pierdas nuevas recetas!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

¿Cuándo caducan las castañas?

Dependerá en gran medida de si se trata de castañas peladas o con cáscara. Existe una regla de oro para mantener castañas: guardarlas en un espacio fresco y aireado. Si lo que deseas es que te duren un poco más de tiempo lo más aconsejable es realizarlo en el frigorífico, usando recipientes abiertos y materiales como cerámica, barro o cristal, jamás en bolsas de plástico.

Una curiosidad: las castañas además se pueden conservan en el congelador. Para eso solo tienes que retirarles la piel exterior y guardarlas en un recipiente hermético. Tendrás castañas aseguradas fuera de temporada y para cuando lo necesites 😉

Conservación de la crema de castañas:

La crema de castañas saludable se puede mantener hasta un año en un espacio fresco y seco. Con esta receta te aconsejamos que los botes que hayas rellenado y les hayas aplicado la técnica del vacío los guardes en algún armario que no esté encima de los fuegos de la cocina o del horno.

Uso de la crema de castañas:

La crema de castañas es ideal para comerla con queso fresco, yogur natural, untada en una rebanada de pan para el desayuno o como guarnición del tronco de Navidad o «Bûche de Noël».

Además se puede usar en la repostería, para llevar a cabo una tarta de castañas o servir con un helado.

A lo largo de el otoño, la crema de castañas casera es una elección perfecta para sustituir mermeladas u otras cremas para postres y probar algo distinto. Además, puedes aumentar otros elementos para darle otras esencias a la crema, como las manzanas, el membrillo o la canela. Puedes disfrutarla sola (si tienes un diente bastante dulce) o utilizarla para untar.

Leer  4 formas de preparar tortitas de calabaza saludables

¿Cómo saber si las castañas están buenas?

Cuando aún no está asada, es difícil de saber si la castaña que tenemos es buena o no, pero normalmente siempre se recomienda elegir las de piel brillante y de consistencia dura. Al comprar castañas frescas en la tienda (o al ir a recogerlas a bosques de castaños públicos) elegiremos las que tengan una piel brillante y lustrosa, de consistencia dura.

¡Y eso es todo! Ahora tienes una deliciosa y saludable crema de castañas lista para disfrutar. Esperamos que hayas disfrutado de esta receta paso a paso y que hayas aprendido algo nuevo. Si te gustó este post, ¡compártelo con tus amigos! O mejor, prepara la crema dulce de castañas casera e invítalos una tarde de estas a merendar a casa 😉

Leave a Comment

Recipe Rating